Afrontamos nuestros últimos días de viaje en autocaravana por Bretaña y con ganas de seguir conociendo esta tierra que nos está encantando, tanto como la experiencia de viajar en autocaravana. Estamos planteándonos incluso, repetirla el año que viene.

Estamos en Locrocan. Al salir de allí aprovechamos el camino hacia Brest para conocer la fuerza y la belleza de los acantilados del “Cap de la Chèvre”, donde se pueden hacer rutas de senderismo acompañado de unos paisajes espectaculares.

Después de acantilados y naturaleza en estado salvaje, llegamos a Brest, una gran ciudad muy animada que fue, por su situación estratégica, un importante puerto marítimo, con sus castillos y fortificaciones.

El Capitán Haddok, el de las aventuras de Tintín, solía gritar “mil millones de mil truenos” en traducción del original en francés “Trueno de Brest”, que hace referencia a los cañonazos que, durante 300 años, ¡todos los días!, saludaban y despedían la jornada en la ciudad.

Desgraciadamente para el turista y afortunadamente para los habitantes de Brest, esta costumbre hace ya muchos años que se perdió. No cuesta trabajo imaginar la actividad que tenía esta ciudad en aquella época.

Fuente: wikipedia

Brest. Fuente: Wikipedia

Continuamos nuestro viaje y llegamos a los pueblos bañados por el Canal de la Mancha, conocida por “la costa del granito rosa” debido a la roca que tiñe toda esa zona de aguas bretonas.

Se trata de una costa preciosa, con grandes paisajes de líneas de roca redondeada por la erosión que crea auténticas esculturas naturales. Está salpicada de faros, como el de Mean Ruz, que crean paisajes dignos de postal. Pueblos como Perros-Guirec o Trébeurden son merecedores de visitas.

Chapter 1. En el interior de Bretaña, tierra de mitos y leyendas.

Llegamos a Josselin, un pueblo bellísimo que alberga un imponente castillo. Continuamos por Paimpont y Le Forêt de Broceliande, un exhuberante bosque, cuna de algunos episodios de las leyendas del Rey Arturo y la mesa redonda y donde, supuestamente, se encuentra la tumba del Mago Merlin “El Encantador” y la Fuente de la Juventud.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Josselin

Más allá de lo interesante de esas leyendas, y salvo que seas un entusiasta de las historias del Rey Arturo, el sitio no tiene mayor interés más que el del propio bosque. Pasea por él y oxigénate; no lo lamentarás.

Dejamos atrás los bosques para llegar a la capital de Bretaña, Rennes. Una ciudad relativamente grande pero con un casco antiguo lleno de casas de madera y calles estrechas, que hace que te olvides por un momento de que estás en la capital de una región de Francia.

¿Sabías que Rennes es la ciudad más pequeña del mundo que cuenta con línea de metro? Un contraste más que se suma al encanto de esta ciudad.

Esa noche la pasamos en un camping de Rennes. Llovía a mares,así es que preferimos quedarnos en la ciudad y evitar meternos en carretera.

Después de la tempestad siempre llega la calma. A la mañana siguiente nos levantamos con un día muy soleado, pero cuando quisimos partir, ¡oh cielos!, el peso de la autocaravana junto con el césped del terreno y la lluvia caída por la noche, hicieron una mezcla explosiva. Las ruedas empezaron a patinar y a hundirse y acabamos metidos en barro hasta el corvejón. Sudaba intentando averiguar cómo salir de ahí cuando llegó un trabajador del camping con un tractor, nos remolcó y en un momento estábamos ya fuera. Otro contratiempo con la autocaravana resuelto sin mayores problemas gracias a un autocaravanista francés que avisó al hombre del tractor.

La verdad es que al instante de quedarnos atrapados, se desplegó el ejército de voluntarios al socorro del autocaravanista. Es increíble la camaradería que hay entre los campistas. Enseguida salen a ayudarse unos a otros, a indicar en las maniobras, cambiar ruedas pinchadas, etc. Es un colectivo con muy buen rollo, pero claro, pensando que siempre que se juntan, es porque están de vacaciones, como para no tenerlo.

Conseguimos salir ilesos del barrizal para conocer Vitré y Fougères, dos pueblos espectaculares con castillos de cuento. Muy recomendables de visitar.

Fougères

Fougères

Volviendo a subir hacia la costa, ya lindando con Normandia, visitamos Dinan, otro precioso pueblo lleno de callejuelas encajadas entre casas armadas de madera. Algunas parecen casi tocarse entre ellas con los tejados.

Dinan

Dinan

Aprovechando el buen tiempo, nos acercamos a ver el Cap Frehel, que nos recomendó una señora que conocimos en una patisserie. Es un cabo que tiene unos acantilados increíbles, atestados de miles de aves y con un imponente faro de 100 metros de altura. Su haz de luz llega a verse desde 110 kms de distancia.

Cap Frehel

Cap Frehel

Nos acercamos también a conocer el infranqueable Fort La Latte, del siglo XIV, y escenario de muchas batallas . La última que este fuerte vivió fue la que Tony Curtis y Kirk Douglas lideraron durante el rodaje de la película “Los Vikingos”,

Y llegamos al final de nuestro gran viaje visitando la ciudad de Saint Malo, antigua ciudad de piratas, arrasada por los alemanes durante la II Guerra Mundial y de nuevo reconstruida total y fielmente a la original. Una ciudad enteramente amurallada y con un ambiente y actividad extraordinarios por cualquier parte de “intramuros”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

St. Malo

Antiguamente, era una ciudad muy pobre. Muchos de sus habitantes se buscaban la vida navegando y explorando las costas americanas de norte a sur. De hecho, las islas Malvinas le deben su nombre a los habitantes de St.Malo. Otros preferían no irse tan lejos y practicar la piratería contra barcos británicos, hecho que les convirtió en una especie de héroes. Aún quedan algunas estatuas de famosos piratas en la ciudad, como la de Sorcouf.

Finalmente, y muy a nuestro pesar, llega la hora de tener que volver a casa, pensando que aún tenemos día y medio de viaje de regreso. ¡Ha pasado taaaan rápido! Día y medio sin evitar pensar en lo vivido, en el gran viaje que hemos hecho y en todo lo que hemos disfrutado con esta, para nosotros, nueva forma de viajar: casa a cuestas con una autocaravana.

2 Comments

  • sandra dice:

    Me encantaria viajar por Bretaña, es un sueño que espero cumplir pronto, y claro que va a ser en una van! saludos! gracias por el aporte!! =)

    • TravelVans dice:

      Gracias por tu comentario, Sandra.
      Bretaña es uno de los destinos preferidos para los autocaravanistas que viajan por Europa. Es totalmente recomendable.
      Echa un vistazo a nuestra flota y seguro que encuentras un vehículo ideal para ti.
      Estaríamos encantados de ayudarte a cumplir tu sueño.
      Un saludo

Leave a Reply to TravelVans Cancel Reply